2.1.14

fast food


Anoche entré en Facebook. No es una red que me guste, y mucho menos que entienda. Me llamó la atención el número de lectores del blog que se preguntaban, me preguntaban, el por qué de este silencio de más de siete meses. Bueno, todo ha cambiado mucho en estos siete meses. Dicen que un año en la vida de un perro son siete en las de un humano, y pienso que en internet sucede algo parecido: Un año en una red social -blog, facebook, twitter...- está sujeto a una avalancha de cambios enorme y radical, propia de un lapso de tiempo mayor. 
Recuerdo cuando escribía en este mismo blog hace apenas dos, tres años, un texto sobre un producto o una idea genialoide. Absurda, incluso.  Lo hacía a un ritmo de dos o tres diarios. El primero lo programaba para que fuese publicado tras la medianoche. Cuando despertaba a las ocho de la mañana, miraba de manera compulsiva (y confieso que llegó a ser adictiva) el número de comentarios, Sabía entonces si el producto del que hablaba había captado o no la atención de mis lectores. Quince, veinte, o incluso cuarenta comentarios significaban el aplauso unánime del auditorio, como el hálito que inflama y arde el cuerpo tras el soliloquio. Aquellas palabras eran oxígeno puro que hacían desaparecer las frías barreras de lo virtual, y nos adentraban, a los lectores y a mí, en una especie de comunión afectiva. 

Cuando escribí mi primer libro me distancié del blog, pues guardé mis esfuerzos narrativos, ideas y recursos estilísticos, para esa primera novela. Mientras lo hacía, descubrí Twitter. Y descubrí una forma de entender y de leer sorprendente, que ha ido creciendo hasta hoy: aquella lectura de mis artículos, aquel intercambio de palabras, ha sido reemplazado por la inmediatez, por el titular grandilocuente, certero y noqueador de los 140 caracteres. Ya nadie quiere oír tu historia. Nadie tiene tiempo para sorprenderse. Hemos creado un sistema de fast food de información. Rápido, veloz, incensante. Nos llueven noticias, textos, chistes, titulares,  a cada segundo, y ya no tenemos tiempo de leer. No hay tiempo para leer. Despachamos su lectura con un retuit, un fav, un me gusta, una sonrisa mecánica o, en casos excepcionales, con la lectura del texto y, extraordinariamente, un comentario breve y conciso. No hay tiempo para más.

Y no es fácil. 

No es fácil hacer esa transición mental de escribir sabiéndote leído, y obtener a cambio una respuesta escrita como recompensa moral a ese esfuerzo intelectual, al mortal silencio que se produce actualmente. Ese desasoeigo, esa soledad, te hace cuestionar si realmente merece la pena escribir. ¿Merece la pena? 

Los últimos artículos de este blog tuvieron miles de visitas (35.000 lectores el último), pero casi ningún comentario. Cierto es que se publicaron en Twitter, RSS, y Facebook simultáneamente y el número de lectores se ha atomizado. Así lo justificaba una parte de mi mente, pero la otra mitad de mi cabeza se veía abatida por aquella soledad, por aquel silencio del auditorio que una vez llegó a aplaudir ¡a rugir! y que hoy guarda silencio. 

Cada día de estos 6, casi 7 meses, pienso en volver a escribir, y cada día me vence el desánimo del silencio ante el que chocarán inevitablemente mis palabras, arrastradas en esa corriente de fast food informativo en que nos hallamos inmersos. 

Hoy, desde este escenario que es mi blog, observo al público que me lee ahora. El cañón de luz choca contra mi rostro cegándome. Entorno los ojos y, sí, ahí siguen ellos, los jueces, los lectores. Muevo la cabeza tratando de huir de la luz y distingo algunas cabezas. No me miran ya. Tienen la cabeza bajada y teclean compulsivamente en sus teléfonos móviles y tabletas, con rictus serio de pura concentración. 
Sigo recitando, hablando y ellos teclean y teclean, mientras, en su mente, parece que sonríen. 

47 comentarios :: comments :

Epesse dijo...

Hola, guapa. Yo sí te leo siempre que publicas en blogger, no sabía que te podía seguir por Twitter hasta hace poco. Y si no comento o no respondo es porque no tengo comentario que hacer, no porque no me guste/ divierta/ interese lo que dices. Po favó, sigue escribiendo....
Beso.

Yo misma dijo...

Igual que no se comentan todos los tweets, ni las respuestas a los tweets (sobre todo si un@ es un/a tweet start) tampoco se cometan todos los artículos, post y libros que se leen, y eso no significa que no te gusten. A mi me gusta tu blog :)

Begoña dijo...

Yo te miro. Y te espero siempre, ¡ànimo!
Baci & Abbracci!

La Bischita  dijo...

Cuanta razón con el "fast food" informativo.
La gente ya no busca calidad, o quiere todo ya, aquí y ahora... Una lástima.
Por suerte aún hay algunos que mamtienen los estándares.
Suerte con tu arte y adelante!
Bienvenida de nuevo!
Fdo: una seguidora

delikatissen dijo...

Yo te dejo un comentario y un abrazo bien gordote!! y cuánta razón tienes!

Ana, princesa del guisante dijo...

De acuerdo. Pero la mejor de las hamburguesas con patatas fritas no alimentará nunca como un buen plato de comida casera. No me convence como sustituto. Eres ingeniosa e inteligente, pero te vendes por un aplauso. Amos, Puri...

Cris Guezu dijo...

Entiendo tu sensación, soy una de tantas que te sigue pero no comenta. Ya lo siento.

Alber dijo...

A ti lo que te pasa es que te has comido es hamburguesa y ahora no sabes cómo justificarlo, y te cascas este post del fast food... que astuta eres!

Ana, princesa del guisante dijo...

Ah, y si quieres más comentarios, tres claves: hacer una pregunta al final del post, responder a todo el mundo, y quitar la dichosa palabra de verificación.

SubHatun dijo...

Lo sabía, había escrito una larga y brillante disertación sobre esta sociedad del usar y tirar de hoy en día y de la superficialidad en sus comunicaciones, relaciones y de como hasta los amores de hoy en día están cayendo en el usar y tira.

Pero, a la hora de publicar, el malvado y pérfico Google, me hizo el test Voight-Kampf para determinar si soy o no humano, y evidentemente fallé en el test de Voight-Kampf , ahora temo envién a un blade runner a darme caza....

os tendré informados

@jabibilbao

Anónimo dijo...

Yo sólo vengo a decir, que un blog es más personal, más directo, que los cientos de DMs o menciones a los que te enfrentarás cada día. Desde la perspectiva de tus casi 80.000 seguidores, me parece imposible entablar una relación con cada uno de los que te pretendemos robar un momento. Por eso me hizo mucha ilusión un día que me devolviste un comentario :)

Y me ha hecho mucha ilusión que hayas vuelto a publicar en el blog. Son dos mundos diferentes, no hay que pretender que funcionen igual.

A mí me cohibe mucho menos comentar en un post que en twitter. Lo veo más cercano. Twitter es para los tuitstars y a los recién llegados, aunque digamos cosas ingeniosas, no nos lee ni el tato.

Un blog es más personal porque el contenido (debería) ser 100% original. En el poco tiempo que llevo en twitter me he hartado de leer comentarios clonados, gente que directamente copia o reutiliza y abusa siempre de los mismos recursos. No sé si me explico. Las bromas ya están desgastadas y llegan a sobrepasar el límite casposo de lo gracioso para quedarse solamente en casposo. Y cansino. Y si sólo cuenta el número de seguidores que tienes, o el número de tuits, por lo menos que sean originales. Cuando abro la pestaña del twitter me veo bombardeada por comentarios y comentarios de gente que (algunos de manera magistral, otros de forma ingenua) pensaron que su opinión merecía la pena. La gente que todos los días se levanta con un Buenos días amiguitos y se acuesta todas las noches con un Corten en vez de crear está propagando el vacío.

Mil perdones. Me pone filosófica el principio de año.

Sólo venía a decir que aún hay gente que te lee, y se queda con ganas de más. A la que 140 caracteres le saben a poco.

Un beso.

Anónimo dijo...

Se me olvidó decir (soy la anónima filosófica) que, mientras que al abrir la pestaña del twitter te ves bombardeado con un montón de mensajes que no sabes si realmente quieres leer, al leer un post en un blog lo hace uno de manera consciente, habiendo elegido el contenido. Nada más. Otro beso.

Anónimo dijo...

No puedo estar más de acuerdo con tu reflexión. Llevo años pensando que las redes sociales, paradójicamente, nos están volviendo más antisociales. Pero tengo que reconocer que llegué a ti gracias a twitter (mi madre se llama Puri y es profesora, por eso me hizo gracia lo de "señorita Puri"). Después de eso, entré en tu blog, compré tu libro y compraré todos los que escribas. Por eso no puedo criticar demasiado a twitter porque, aunque sea demasiado frío a veces, me ha permitido llegar a este blog, que de otra forma seguramente no lo hubiera conocido. Pero ojalá escribas a partir de ahora más por aquí, porque así puedo escribirte comentarios tochos como éste, que los rts se me quedan cortos. <3

Anónimo dijo...

Todo tiene su momento: en el día a día con las prisas está bien la comida rápida y que nos arranques una sonrisa con tu humor condensado en 140 caracteres, pero de vez en cuando viene bien buscar más tiempo para disfrutarte de manera más reposada.

Incluso creo que somos muchos los que esperamos con ganas tu segundo libro, para disfrutar a tiempo completo con tus ocurrencias durante algunos días (hay que ver qué rápido se acaba un libro cuando te estás divirtiendo! )

Saludos!
@leandrotuit

Anónimo dijo...

Sigue escribiendo, lo haces muy bien y transmites mucho más cuando te explayas en el blog, que en 140 caracteres.

Anónimo dijo...

Ggrrrrrr....

Anónimo dijo...

Te miro y te admiro, chapó

miniyo dijo...

Hola guapa! Te esperaba!!!
A mi Twitter se me escapa, demasiado rápido para mi, prefiero la tranquilidad del blog.
Hay escasez mundial de comentarios, yo tengo muchas menos visitas que tu pero 0 comentarios.
Que vamos a hacer! La gente que quiere te lee y aunque no te lo demuestren, ahí estamos!
Me alegro de tu vuelta!
Un besazo
Bea

Jean Duclos dijo...

¡Hola, Señorita Puri!
He de confesarte que hace mucho tiempo que no entro a comentar en tu blog, tanto que no sabía que llevabas casi siete meses sin publicar en él.
Sin embargo, en contrapartida, leo absolutamente todo lo que escribes en Twitter, algo que me puedo permitir porque en esa red sigo a poquísima gente.
Tal vez a gran parte de tus lectores/as del blog les haya pasado como a mí...
Mi modesto consejo es que nos sigas proporcionando tu apetitosa "comida rápida" en Twitter (¡donde te seguimos miles y miles de personas, recuérdalo!) y que, de tarde en tarde, cuando buenamente te apetezca, sin obligarte a una regularidad matemática, nos invites a una "comida de mesa y mantel" en tu blog.
No sé si te acordarás de mí, el Jean Duclos de hace años, de cuando ni tú ni yo teníamos vida en Twitter.
Espero que sí...
Un beso.
Jean



MALENA dijo...

Sigue escribiendo, siempre!. Detrás de esas cabezas bajadas y tecleando hay otro montón de cabezas muy atentas a todo lo que dices y ávidas de ese puntito irónico-cómico-agridulce-tierno- inteligente que pones en nuestras vidas.
Ya te comenté en fb que había sido una suerte encontrarte.No nos dejes ahora :-) (sí, carita sonriente)
Un abrazo
Malena

Dinu dijo...

Es la primera vez que te leo, y ha sido gracias a Twitter. Me ha gustado la entrada, así que la he añadido a la aplicación que uso para leer blogs (feedly), pero para comentar he tenido que salir a un navegador. Si lo he hecho ha sido por el tema de la entrada y porque quiero que sigas escribiendo, normalmente no lo haría.
Lo que quiero decir es que el hecho de no comentar no significa necesariamente que la gente te haya dejado de leer o de escuchar, yo me he tragado interminables entradas de foros sin dejar un sólo comentario. Igual deberías mirar otros indicadores como el número de visitas.

Un saludo, y ya sabes que tienes un nuevo lector :D

Anónimo dijo...

Yo no tengo twitter ni ganas de que me entren ganas de tenerlo..... y echaba de menos tus publicaciones en fb. Hoy has aparecido y me alegro de volver a leerte. Este enterito. Una anónima y silenciosa seguidora. Besos y ¡ánimo!

LUZ TORRES POVEDA dijo...

Cuanta razon tienes, dar un me gusta es un: no tengo tengo tiempo para ti, para decirte nada.
Siempre q me gusta algo, comento, aunque sea escribir "me gusta"

LUZ TORRES POVEDA dijo...

Cuanta razon tienes, dar un me gusta es un: no tengo tengo tiempo para ti, para decirte nada.
Siempre q me gusta algo, comento, aunque sea escribir "me gusta"

Ignacio dijo...

Salvando las salvancias, yo empecé como tu, ahora uso el blog para soltar, digamos, las cosas escritas que no encajo o trozos que me dejo de los libros, y cada vez está más vivo. Y cada vez se venden más libros.

marujita dijo...

Gracias por volver!! yo comparto opinión con varios anónimos no soy fan de los 140 caracteres.
Prefiero la comida lenta y reposada, leer tu blog y reirme recordando alguna anécdota graciosa como las que sueles contar, recordar tus hilarantes opiniones sobre los temas más variados y echar una lagrimita cuando te pones en plan emotivo.
Se te echaba de menos.
Gracias por volver!!

Anónimo dijo...

Curioso..llego a tu blog desde yanosoytupadre.Decia que habias cerrado el blog,tampoco se si el suyo esta activo
me ha parecido chulo y leo con asombro que eres un tiro en tuiterlandia.yo voto por el reposo del blog antes que el voraz tuit

TROMPANETES dijo...

Claro que merece la pena! No lo dudes nunca. Hay quienes sin conocerte te hemos echado de menos aquí y te lo hemos hecho saber (vía facebook en mi caso). Quizá tarde, pero con una sonrisa en la cara cuando nos hemos identificado en tus palabras.
Hoy me voy contenta a la cama. Y como mi comentario, espero colaborar en la misma medida en tu estado de ánimo.
;)

TROMPANETES dijo...

Claro que merece la pena! No lo dudes nunca. Hay quienes sin conocerte te hemos echado de menos aquí y te lo hemos hecho saber (vía facebook en mi caso). Quizá tarde, pero con una sonrisa en la cara cuando nos hemos identificado en tus palabras.
Hoy me voy contenta a la cama. Y como mi comentario, espero colaborar en la misma medida en tu estado de ánimo.
;)

Anónimo dijo...

Siga escribiendo, Señorita Puri, donde le dé la gana, pero siga escribiendo.
La seguiremos leyendo aunque usted no lo sepa.
Gracias

Tita dijo...

Jamás un twit será superior a un post. Es como comparar un canapé chiquitillo, con un primero, segundo y postre, nada que ver.

Te soy sincera por qué apenas comentaba: cada vez estabas más lejana. La princesa del guisante te da la clave. Un libro no pide feedback apenas, un blog sí. Si no hay respuesta, uno se siente tonto dejando comentarios.

Y a los lectores ahora hay que darles de comer cada día, nena...no solo cuando se saca libro. No se puede tener todo.

;)

Anónimo dijo...

Yo acabo de descubrirte, me ha bastado menos de media hora de lectura de tu TL y blog para cogerte cariño y, inmediatamente comprar tu libro, bueno el tuyo y un par más de una maceta que pulula por Twitter. Seguramente no tenga importancia, más con el aluvión de seguidores que tienes, a partir de hoy quiero leerte, creo que será genial.

Yolanda dijo...

Encontrarme con un tweet tuyo es un guiño, un te quiero decir. Leer tu post siempre será una recreación, una demostración que hay lecturas de más de 140 caracteres que deberán perdurar en el medio siempre. Una seguidora a la que le encanta encontrar tus nuevos post. Yolanda @yalbuixech

eufepru dijo...

Feliz reencuentro Señorita Puri!!
Buen inicio de año para un fiel seguidor tuyo en el blog.
Besos!

Anónimo dijo...

Desde el silencio de siempre, te brindo un aplauso. Soy d las que nunca comenta aun cuando me encanta tu blog. Espero te animes a escribir mas seguido, desde este lado del charco tambien tienes seguiidores. saludos

carmenseñorapinti. dijo...

Yo lo unico que te pido y de todo corazòn "VUELVE A LAS TIENDAS DE LOS CHINOS Y COMENTALO ,ANNNDAAA"

Suzy_Q dijo...

Yo también creo que a veces, la gran mayoría, son necesarios más de 140 caracteres para poder expresar un idea. Te sigo por Fb pero no por twitter, no tengo cuenta, no me acaba de convencer (o no lo veo necesario). No dejes de escribir sólo porque no haya comentarios. Los lectores a veces somos un poco vagos. :-)

bal dijo...

a veces no escribimos por no ser lo suficientemente originales... no dejes de escribir

montorelio dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices, te sigo en twitter, pero creo que no son medios excluyentes, son complementarios. Y yo me quedo con el blog. Entro a menudo por aquí a ver si estás, me alegro de verte de nuevo. Espero que te sigamos viendo de vez en cuando.

Anónimo dijo...

No dejes de escribir ni en broma! Soy una lectora compulsiva. He leído mucho, de muchos. En mi modesta y pelota opinion, eres buena.
Muy buena.
No nos prives de tu prosa, gorriön de twitter!
Si lo hicieras se acabaría la risa y las personas se volverían hurañas y se volverían agresivas y habría una guerra y se destruiría el mundo!
Si no nos quieres tener a todos sobre tu conciencia, sigue con esto, que has nacido para ello.
Un abrazo!

Anónimo dijo...

Hola Puri!! me encanta leer tus posts y soy enemiga del twitter, demasiado condensado para mi gusto.
Prefiero dedicar un ratillo a leer tus ocurrencias que siempre me sacan una sonrisa, (aunque casi nuca comento).
Espero que sigas escribiendo cuando te apetezca, no te voy a presionar, porque si no, se convierte en una obligación y deja de ser divertido, tanto para ti como para nosotros.
Un beso!
Dulci

Anónimo dijo...

Yo te conocí en el blog,ni twiter,ni face ni nada ,en el maravilloso blog que tienes,en el cada vez que te leo me arrancas un montón de sonrisas y te aseguro que cada vez agradezco mas que me me hagan reír,Un millón de GRACIAS

Señorita Puri dijo...

Ufff, abrumada por la respuesta. AnaPrincesaDelGuisante, un placer verte de nuevo, si me vendiera por un aplauso postearía a diario o haría publicidad indiscriminada como hacen otros para rellenar o para obtener chocolatinas o regalos gratis. No, no es mi estilo. Sencillamente no sabía si esto tenía sentido o no, pero veo que me equivoqué y estoy feliz de veros por aquí, por los Feeds, Tw y Fb. Un beso enorme, G-R-A-C-I-A-S a tod@s ;)

Violeta dijo...

A las antiguallas como yo, que no nos apañamos con el twitter y tenemos tu blog agregado en la pestaña de "favoritos" desde sus inicios, nos hace tremenda ilusión que vuelvas por estos lares. Eres muy grande Señorita Puri!

Anónimo dijo...

Buenas, me ha encantado tu post. Está tan bien escrito y se lee y se disfruta con tanta felicidad.. Además todo lo que dices son verdades como puños. Después de leerlo me inspire tanto que escribí un post citándote, espero que no te importe. Por si le quieres echar un vistazo, aquí esta: http://kcy.me/x6cd

Anónimo dijo...

¿Por qué dices que no hay tiempo para leer? si te gusta que la gente lea porque no sigues escribiendo, tu misma estás contribuyendo a que no se lea...

Jordana T. dijo...

Merece la pena que escribas. Me leí tu primer libro hace tiempo y me reí muchísimo. Hoy me lo he comprado en la feria del libro porque necesito reírme otra vez. gracias.