11.5.11

a mi mamá la miman (II)




"Hay algo más importante que pensar en uno mismo: Que millones de personas piensen en ti", exclamaba la publicidad de una marca de refrescos hace algunos años. Yo con mi maternidad no tengo tiempo más que para pensar en mi adorado Pablo, y en los dos pequeños dientes que han empezado a asomar y me desvelan la verdad.

Y estoy feliz. Me peino cuando me acuerdo, me arreglo en cinco minutos, y cuando puedo me paso por el Zara a revolver un poco, pero sin prisas y sin ganas, sólo por no perder la costumbre. Eso sí, con él cuido cada detalle para que salga a la calle hecho un príncipe. Elijo sus bodies, camisetas o camisas, jerseys, calcetines, pantaloncitos, todo combinado, como un pequeño paisanín, y luego le peino con el flequillo a la derecha y le doy un beso, y luego otro, y otro más, y le miro y remiro y le quito la baba que se le cae y luego la mía, que desborda y se confunde con mis lágrimas, porque le quiero mucho mucho y no puedo evitarlo y me pongo tontorrona y sensible y no lo puedo evitar. Porque estoy feliz.

Luego me llegan regalos y ya pues me pongo más tontina, se me pone una sonrisa que no se me quita y es que era verdad eso del anuncio de que es muy importante que piensen. Ya lo dije una vez, pero en este blog sois muchas personas anónimas que rompéis el tabú de este mundo de besos virtuales y abrazos de cristal y os volcáis con palabras y con detalles para Pablo, y entonces soy yo la que se queda sin palabras.

Ana es la artista tras La mamá de pol,una tienda online donde crea tu cuadro personalizado. Es una idea preciosa y súper original, y sé de lo que hablo porque de la noche a la mañana me mandó un lienzo de mi pequeño Pablo surcando los cielos en una avioneta (con su nombre y fecha, ojo) y yo, claro, ahí lo he colocado, encima de su cuna para que lo vea y vuele e imagine.

Laura, del blog Algunas de mis cosas favoritas, será pronto mamá del pequeño Ander. En su búsqueda de detalles para el cuarto del niño encontró una preciosa tela de animales, y así, porque sí, me confeccionó un babero que de haber sido más grande lo habría usado yo para mis litros de saliva.

Fue precisamente en su web donde descubrí Miniyo style, el blog y tienda donde Beatriz exhibe la ropa que borda con mucho mimo y buen gusto, y donde me fui de cabeza a comprar el jerseycito de la foto. Bea aprovechó y me regaló un pantaloncito hecho a medida que viene fenomenal para estos calores primaverales, y para poner al ratoncillo más guapo que nunca.

¿Veis? Así estoy todo el día, hecha una pesada. Monotemática y embobada. Pero ya os digo, feliz. Tenéis gran parte de la culpa, todos y todas los que venís por aquí, que lo sepáis.


Así que, lo dicho, un besito gordo.

14 comentarios :: comments :

miniyo dijo...

Ha sido un placer mimarte!!!
Un besazo

Miniyo

Jean Duclos dijo...

..."le miro y remiro y le quito la baba que se le cae y luego la mía,"

Pues a mí también se me cae la baba, señorita Puri, leyendo las cosas tan bonitas que te hace sentir el ratoncillo...
Besos... sin baba.

La Ballena Elena dijo...

Feliz de que un niño tan guapo como Pablo, lleve el babero
IMpaciente por sentir todas esas cosas

Mar dijo...

"Y estoy feliz. Me peino cuando me acuerdo, me arreglo en cinco minutos, y cuando puedo me paso por el Zara a revolver un poco, pero sin prisas y sin ganas, sólo por no perder la costumbre. Eso sí, con él cuido cada detalle para que salga a la calle hecho un príncipe. Elijo sus bodies, camisetas o camisas, jerseys, calcetines, pantaloncitos, todo combinado, como un pequeño paisanín, y luego le peino con el flequillo a la derecha y le doy un beso, y luego otro, y otro más, y le miro y remiro y le quito la baba que se le cae y luego la mía, que desborda y se confunde con mis lágrimas, porque le quiero mucho mucho y no puedo evitarlo y me pongo tontorrona y sensible y no lo puedo evitar. Porque estoy feliz."
Pues a mi se me han saltado las lágrimas... de felicidad...
Te leo desde hace tiempo pero no he comentado nunca. Esta entrada se merecen un comentario. No soy madre pero trabajo en una escuela infantil como tutora de 8 bebés a los que adoro como si fueran mis hijos. Los cogí con 4-5 meses y ya están cumpliendo el añito... cada progreso, cada diente que sale, cada palabra, mirada cómplice, sonrisa picarona...me hace también a mi muy feliz y no son mis hijos! así que imagino que siendo parte de ti se debe sentir el doble!!! Sigue disfrutando al máximo de tu Pablo y de esos maravillosos momentos!

beatriz oviedo dijo...

Hasta a mi , que soy prima hermana de Herodes, me has hecho sentir un momento de debilidad y flaqueza. Mi marido te va a hacer un monumento!!! Besotes

LaRastitaPresumida dijo...

Eso es porque lo mereceis los dos, Plabo y tu.
Un besazo!

Puri Vicente

Anónimo dijo...

Se te ve encantada Puri, Pablito te tiene enganchadísima , dentro de su minipuño jajaja
Por cierto, me encantan los cuadros de mamá de Pol, son pintados? Tomo nota para toooodos los sobrinos que tengo y me van saliendo
besos

Tita dijo...

¡Ay qué babosotaaaaaaaaaa!

Es que nada da más felicidad y paz...

Chus dijo...

Me alegro mucho de tu felicidad. Ojalá te dure mucho tiempo y sigas disfrutando de tu hijo de esa manera.

¡Como se les quiere a los hijos!!

Besitos

Moniatowski dijo...

Como lea el blog mi novia, vamos apañaos, jajajaja
Me alegro de que estés alegre y contenta y seas la mamá mas buena del mundo con el niño más guapo del mundo y más listo, y más deportista y más...y más...y más
Besos.

marujita dijo...

Cuando nació mi primer hijo mis amigas me decían que le miraba con cara de boba hasta que se fueron embobando ellas con sus hijos, veo que el tema es contagioso, disfruta esos momentos únicos porque se van volando.
Bicos

meloenvuelvepararegalo dijo...

Oh!
qué bonita entrada, agradeciendo los regalos recibidos; sí señora!
A disfrutar de tu peque, de esa faceta de mamá, y a seguir dejando que te mimen!!!
bss,

La chica dijo...

Enhorabuena por el retoño, me has contagiado las ganas...

xx

Anónimo dijo...

Felicidades a Pablito por tener una madre tan especial. Que enloquece con su hijo y sabe transmitirlo de tal manera, que a quienes pasamos por esas vivencias hace más de treinta años nos recreamos y emocionamos entre el recuerdo y ¡ay! la añoranza. Pablito no lo sabe aún:tiene una madre maravillosa, graciosa, entregada... y con tiempo de tener un blog magnífico.Y GRIEGA