12.3.10

manteles mágicos y madres que saben de tó (todo vino y se fue)


Es que no falla: Pones la mesa toda mona para la cena que vas a dar en casa y llega uno y tira el vino a la primera de cambio. El agua no, tú tranquilo que puede venir Mazinger Z a tu salón que no hay san dios que haga que se caiga el vaso de agua. Sólo se cae el vino. Lo caro, lo que mancha.

Y te dicen ay lo siento, y tú pones una cara falsa, como esa que ponen los actores veteranos y curtidos cuando le dan el premio a un macarra de 6 años por haber intepretado muy bien el papel de un macarra de 6 años, y respondes que no pasa nada, te mojas los dedos en el manchurroncio y te lo aplicas en la frente y gritas ¡suerte suerte! y ríes ¡jaja! mientras por dentro te estás cagando en todos sus muertos y tu mente visualiza el plan que te espera la semana siguiente: Meter el mantel en la lavadora, sacar el mantel porque te has olvidado de meter la Arielita, poner la lavadora, sacar el mantel empapado, revisar que se haya ido la mancha, ver que no se ha ido, llamar a tu madre para que te diga el truco para quitar manchas de vino, escuchar a tu madre diciéndote que eres un desastre y preguntarte si comes, ay hija come, que sí mamá tú tranquila, poner otra lavadora después haber hecho el truco, sacar el mantel, coger el teléfono que está sonando, te iba a llamar yo ahora en un rato mamá, sí mamá funcionó, gracias, sí mama como muy bien, colgar el mantel en la cuerda de tender que está petada de ropa que a ver cuándo descuelgas todo aunque de momento se queda ahí que ya lo harás luego y que un día va a romperse con el peso y va a salir disparada hacia arriba como el látigo de Indiana Jones y acabará por sacarle un ojo a la vecina, que mira, si se lo saca a ella bien, por cotorra y cotilla, pero si se lo saca al gordo de su hijo mejor, que el cabrón del niño se pasa las tardes tirándote chicles y migas del bocata encima de la ropa. Elniñoloscojones.

Y el mantel se seca. Después de tres tormentas y de caerle el agua de la colada de la de arriba, se seca. Y llega el momento de la plancha, que agárrate Maripili la aventura que es eso. Yo sigo sin saber por qué no hacen tablas de planchar del tamaño de los manteles. Que eso es como lo de fabricar las lonchas de embutido redondas y el pan Bimbo cuadrado. Pues igual. Para planchar un calcetín, vale, pero es que en una tabla no cabe nada. Pones una camisa y si se queda una manga colgando igual roza el suelo y se mancha, y vuelta a empezar. Aunque la repanocha es cuando aparece la arruga perenne. Ese momento en que se queda un pliegue planchado sobre otro y entonces se forma una arruga que parece que sea parte del diseño de la camisa, que no se quita ni con el flus flus de agua, ni con Toke ni con botox ni con nada. Al listo que dijo lo de que la arruga es bella querría verlo yo planchando una camisa.

Y no hace falta que llames a tu madre porque no hay manera, y no mamá ya lo he probado todo, que sí, llevo 4 botes de Toke que la camisa está tan tiesa que va a empezar a andar sola como en La bruja novata, que sí que como mamá, no, no soy anoréxica, mamá, bueno mira que me pongo un jersey encima y así no se ve la arruga, pues iré hecha una gitana mamá, ale adiós yo también te quiero. Mamá.

Y cuelgas el teléfono por no colgar a tu madre, a la vecina, al guarro de su hijo y al que tiró el vino. Te prometes que para la próxima cena comprarás un mantel Underfull como el de la foto, que absorbe los líquidos y en vez de una mancha te salen un montón de mariposas rosas.

Porque con un mantel limpio todo es mucho más alegre y la vida se te llena de mariposas, que revolotean hasta ti y te hacen cosquillas en el estómago. Y al cuerpo le viene un respingo de felicidad que hace que te olvides de la plancha, de la vecina y del mundo. Y así como si nada te sale una sonrisa y te pones a pensar que el vino se fue (por su propio camino). Y repites en voz un poco más alta que el vino se fue, y te acuerdas de aquella canción y te pones tan content@ que empiezas a mover el pie con ritmillo, y luego a moverte, y así sin darte cuenta ya estás bailando y cantando, feliz, que todo vino y se fue, por el camino que vino, todo viene y se va por su propio camino...

.
(via las lentejas)

13 comentarios :: comments :

Lucrecia Borgia dijo...

Yo tenía una amiga que había hecho un curso de buenos modales en la mesa y cuando estaba en una cena importante y a alguien se le caía el vaso de vino en el mantel, ella jamás se mojaba los dedos con el vino y lo aplicaba a la frente, exclamando, Buena suerte ! No. Ella pasaba la lengua por el mantel donde había caído el vino, exclamando, Viva el buen vino !
Ah ! Julieta era tan refinada !
El tema musical Vino y se fué, lo había escuchado pero por el Tío Calambres.

PacoclavelbarraDivine dijo...

Ayy! Muchachito! jejeje, qué veraniego.
Conozco una escuela de hostelería que utiliza unos manteles de un tejido que tiene textura de algodón pero que repelen los líquidos cosa bárbara , creo que es tejido de teflon... las ciencias adelantan...
Pero sin duda la mejor opción es un mantel negro como la tinta, es verdad que no es lo mismo, en mesas pasa al revés que con la ropa, el negro nunca es superior...

Ahí va mi momento maruja del mes: para planchar bien un mantel la cosa es retirarlo del tendedero cuando está aún ligeramente húmedo, solo ligeramente, que no es cuestión montar una sauna en el salón, y terminarlo de secar, con la plancha a baja temperatura, puesto encima de la mesa en la que se suele utilizar.(fin del momento MIA)

Ginebra dijo...

Um... estupenda idea! Pero tengo algunas preguntas:
- ¿luego hay que lavar el mantel o se queda así para siempre?
- ¿solamente lo tienen en blanco?
- ¿funciona con otros líquidos derramables, como sopa, colacao, etc.?

ana dijo...

Mi cuñao. En mi casa el que tira el vino es el cuñao. Ya le puedo atar las manos a la espalda tal que pone un pie en mi casa, que él siempre se las arreglará para tirar, si no la copa, la botella. No sé cuántos botes de Vania-ostis oxi-action he gastao ya por su culpa, que me he planteao ponerlo a comer a él solo en una especie de trona como la de los bebés, pero sobredimensionada (porque mi cuñao además es una versión XXL de Bud Spencer).
Pero claro, todo sería comprarme el mantel ese (que me encanta), gastarme el pastizal que debe costar, y entonces será cuando el muchacho se enmiende, y no vuelva a tirar el vino, y yo me muerda las uñas, porque el mantel queda taaaaaan bonito con las mariposas rosadas...
Desde ahora sólo pondré vino blanco en las comidas, ea!!

Besines :)

Ignatia O'Reilly dijo...

Esteee.... yo me pregunto qué pasaría si a la Señorita Puri le hacen una lobotomía... ¿saldrían lacasitos en lugar de neuronas?

Un celebro asín de ocurrente y una lengua asín de mordaz tendrían que ser objeto de estudios científicos en beneficio/perjuicio de la humanidá.

Señor Werty dijo...

A mi me tiran el Vega Sicilia en el mantel y vamos si lo escurro ;P

Sau2

elpintordeanimales.spaces.live.com dijo...

Muy buena entrada Puri, entre la super-compresa de ayer y este acabas la semana con mucha gracia, gramatica parda al poder. Y que se joda la vecina y el gordito de su hijo. Buen fin de semana

lucia dijo...

adredelamorhermoso puri!!
vaya post el de hoy...!!!! alucinaá me tienes!!

gaga dijo...

Me flipa!

Estoy convencida. Mi vida también será mucho más fácil con ese mantel. Lástima que no tenga a nadie que me tire el vino.

El alegre "opinador" dijo...

Anda que no te pasan cosas por derramarse una copa de vino en el mantel. Jua, jua, jua. Además, tienes razón, nunca se derrama el agua. Lo del mantel de las maripositas rosas es un puntazo que tienes que enseñar a tu madre... Y, por favor, come bien.
Besos.

Potoppitta dijo...

Tía lo tuyo es mu heavy.. he visto este mantel en ochocientos blogs, es más, es que lo he visto en tantos que no lo quise poner en el Ateneu ya de corage... y ahora vas tú y te montas esta película con la que no le queda a una más remedio que descojonarse. Al final he tenido que reirme con el mantelito omnipresente.. Seguro que es cosa delniñoloscojones XD

Todo vino y se fuueee por el camino que vinooooooo

Lirovi dijo...

Ves a mi madre le importa más que coma menos, jejeje! Ahora la sucia de la vecina tendía la colada chorreando de lejia, que mola mucho más.
Mi madre, (que razon tienen las madres) lo que hace es servir solo vino blanco en las cenas/comidas y se acabó el problema de la mancha de vino!! Por que ella truco para sacarlas no tiene

Señorita Puri dijo...

*lucrecia: el tío calambres era un electricista muy patoso.
*pacoclavel: tu consejo mari me ha emocionado señor embajador.
*ginebra: no lo sé. espera que llamo a mi madre.
*ana: jajajaja cuñaooooo X-L <- cuñao en emoticono hecho por mí
*ignatia: lobotomía era un grupo de los 80 de 4 gayers con 4 abanicos, como Ramoncín en su coche sentado esperando
*sr werty: jajajajajaja X-D
*el pintor: un beso para ti y tu gata revoltosa!
*lucia: aluciná me quedé yo con el mantel. un besote
*gatga: llama al cuñao de ana que te lo arregla en cero coma.
*el alegre opinador: sí máma
*pottopitta: las cosas son del cristal con que se miran. la frase no es mía, debe ser de algún oftalmólogo.
*lirovi. pues por eso yo hes pouesto un link para solucionarlo :-) pero si es blanco entonces no lo tiran. sólo el tinto.