20.3.09

drogas dulces :: sweet drugs


Hace años, cuando un niño lloraba por capricho, el padre le amenazaba con darle un azote, o directamente se lo daba y el niño se callaba. Si lloraba porque le dolía algo, los padres le daban una aspirina infantil masticable sabor a fresa y rezaban para que, en un descuido, el niño no se comiera todo el paquete (como yo, que casi me da un jamacuco gordo de lo mala que me puse).

Hoy, cuando el niño llora, los padres le enchufan delante del Canal Disney, o de la videoconsola, o le compran un móvil, o le aguantan los lloros y satisfacen sus caprichos. Todo destinado a redimir el sentimiento de culpa de los progenitores por no dedicar más horas a sus vástagos, o no poder igualar los niveles de exigencia del voraz consumismo que demanda su prole. (Bueno, esto último lo dicen los que saben, yo sólo tengo una gata y todo funciona a base de croquetitas).

En Norteamérica han encontrado una solución mucho más directa y barata que los regalos: Inflar al niño a pastillas. ¿Que le duele algo y los mimos y la consola no lo arreglan? Toma pastilla. ¿Que el niño no estudia? Pastilla al canto. ¿Le metemos una hostia a ver si se calla? No, Jeremy, por Dios, a ver si van a aparecer los del programa ese de policías de la tele (bad boys, bad boys) y vamos a salir en prime time zurrando el culo a Jeremy Junior. Mejor agarra un embudo y enchúfale el bote de pastillas entero, a ver si podemos ver la Superbowl en paz.

Pero tranquil@s. La gracia -que la tiene- es que no son medicinas, sino caramelos que crean al pequeño la ilusión de curarle, como un vulgar placebo. Precisamente ese es su nombre, escrito al revés: Obecalp. La idea es de una madre a la que le funcionó el invento y gracias a la tierra de las oportunidades lo está vendiendo y pronto será rica y tendrá los dientes blancos, y un cadillac color marrón y una barbacoa como la de George Foreman.
Claro que esta ruta del bakalao infantil ha generado dos grandes debates:

1. A favor: Si funciona, al menos psicologicamente, ¿qué problema hay en seguir engañando al niño?
2. En contra: ¿No estamos acostumbrando al crío a que todo se soluciona a base de pastillas, creando las bases de una madurez llena de antidepresivos, prozacs y píldoras múltiples con que taponar los sinsabores de una vida no tan dulce como la infancia? ¿Eh? ¿Eh? Que una cosa es malcriar al niño y otra endrogarlo vivo. ¡Hombrepordios!

Las líneas están abiertas...
...
Nowadays, when kids cry they are sat in front of the tv, or given loads of presents or videogames, as an excuse from dad and mum for not being too attentive with the kid. In North America they've found a faster and cheaper solution: Pills. If the boy or girl cries, or is in pain, they stuff him-her with pills. Pills everywhere! But wait, there's a funny side to all this: It's not medicine, but candy. It works as a placebo, such is this pills'name spelled backwards. Debate has arised because experts say that kids are being raised upon the belief that pills cure everything, which might have side effects in a future filled with prozacs and drugs to stop the daily worries. So far, the idea is working and 'curing' kids...

21 comentarios :: comments :

j0r0ba dijo...

No se, no contesto... es que yo tampoco he pasado del gato :-P

(P.D; ¿De verdad soy el único que odiaba el sabor de las aspirinas infantiles?)

Meliuli dijo...

Seguro que más de uno se hace adicto... jeje, y luego a psicoterapia a desengancharse de los caramelitos de cereza...

BUENAS NOTICIAS dijo...

Los americanos son especialistas en ponerme los pelos de punta. Yo no llego ni al gato pero pobre del que atiborre a pastillas a mis sobrinos!!!!!

Ginebra dijo...

Yo soy más de azote en el culo y las pastimelos éstas no me convencen mucho, y menos con sabor a cereza (puaj), porque donde esté un buen optalidón...

susi dijo...

Hola,
hace tiempo que te leo y esta es mi primera intervención. Lo primero darte las gracias por escribir un post en el que se habla sobre la crianza de los niños que buena falta nos hace reflexionar sobre este tema.
Yo soy madre de una niña de 2 años, el ser madre me ha cambiado la vida, totalmente. Antes de serlo tenía clarísimo como iba a actuar, las decisiones que iba a tomar, etc. Teníendo como modelo las actitudes que personas de mi entorno tomaban.
Pero cuando nacío se me puso el mundo del revés, empecé a experimentar que mi hija era una persona y como tal tenía necesídades las cuales precisaban de mi atención, constante!. Por que un niño es lo que necesita, atencion, además de muchísimo respeto.
Desde pequeños se nos enseña a sustituir: chupeche por teta, etc, etc.
Y no te voy a decir que la crianza es fácil, por que son 24h al día de dedicación, pero ver a mi hija feliz, tranquila y acogida no lo cambio por nada.
Un beso muy fuerte y gracias por tu blog!

Mónica Muñoz dijo...

NOOOO.
Que horror, totalmente en contra.
¿q será de ellos cuando sean mayores y descubran q hay problemas q no se solucionan a base de pastillamen?
Vaaleee, de vez en cuando me chuto un Miolastan... pero puedo dejarlo cuando quiera. :-)

Gabriel Ramírez dijo...

Pues como soy padre de cuatro (sí, han leído bien, cuatro) les diré que lo mejor es no hacer ni caso. Si lloran... ya dejarán de llorar. Y, finalmente, ellos solitos deciden que no hay solución, que lo mejor es pedir las cosas con una buena dosis de peloteo.
En el caso de llorar por encontrarse mal, lo mejor es acudir al médico.
Todos estos inventos no dejan de ser un reflejo de lo que ocurre con los adultos: nos ponen hasta las cejas de medicamentos para cualquier chorrada. Y si no nos ponemos malos se inventan las enfermedades para poder seguir fabricando. Es lo que hay.

Jon Basto dijo...

Quiza me equivoque, pero... ¿no se les engaña ya suficiente a los niños? Reyes magos, papa noel, el coco, el hombre del saco, ratoncito perez, dios, a los niños les trae la cigüeña,... yo no soy padre, ni tengo demasiado trato con niños, pero estoy seguro que los niños no son bobos. Me temo que son personas, que si se las llena de ilusiones, se las transforma en ilusos, que les va a costar mucho dejar de serlo, o lo van a ser, durante su vida adulta. Quizá (solamente quiza) la culpa de muchos de los males que existen hoy en día, vienen por las desilusiones que se crean al pasar de niño a adulto: desde pequeños nos venden que podemos conseguir lo que queremos... y desde luego, no es cierto.
Toma brasa.

luis dijo...

yo soy muy de placebos. es más, creo que la cosa está muy sobrevalorada. si con un placebo obtienes el mismo resultado, para qué coño quieres la cosa original...

luis dijo...

bueno, y también soy muy de pastillas.


ese test de producto lo deberían haber hecho conmigo.

Señorita Puri dijo...

*joroba: yo las que tomaba eran de fresa. Y tenía pasta de dientes de fresa. Todo en mi vida era fresa. Mi padre, de hecho, era fresador.
*meliuli: comparto contigo que el obecalp es la metadona de los niños
*buenas noticias: oye, dales a probar igual les gusta y todo. Eso sí, si se aficionan ya les empiezas a cobrar, como buen camello.
*ginebra: un buen optalidón o un buen patadón, ambos son efectivos.
*susi: gracias por pasarte, por compartir tu historia. Te espero por esta caja, y sobre todo tus comentarios. un besazo!
*mónica muñoz: a mí es que no me funciona nada. bueno, en invierno me inflo a un combinado de eferalgán + ibuprofeno que me quitan los resfriados y gripes en 24 horas. Pero por lo demás soy normal, o eso dice mi psiquiatra.
*gabriel: tú y susi sí que valéis y no las guarradas estas de cereza. Amor, cariño y educación son la mejor receta. Y lo de los 4 niños me ha dejado impresionada. Un beso!
*jon basto: yo sólo puedo decir lo que dijeron les luthiers: "los niños, aún los más pequeñitos, son seres pensantes. Casi podríamos decir que son seres humanos" jajajajaja
*luís: estoy contigo. Creo que la industria farmacéutica no hace medicamentos y por eso gana tanto. Son todos placebos: agua y azúcar. De hecho los laboratorios son de cartón, y los investigadores unos extras. Es todo una vil patraña. *luis (again): igual si te tomas el obecalp te salen efectos secundariosy te cagas encima o empiezas a berrear si en el súper no te dan la vez... ummmm miedo me da.

luis dijo...

la industria farmaceútica es una vil patraña. señorita, gran frase.

Diego dijo...

mmm es buenísimo!!
¡un bote de caramelos con cierre de seguridad!
Hay mentes realmente retoricidas,me pregunto cuanto tardaran los crios en aprender a abrir cualquier cierre de seguridad pensando que dentro van a encontrar caramelos... jajaja

saroide dijo...

Vaya, genial idea: vender píldoras que no hacen nada a padres que no hacen nada para educar bien a sus hijos. Nontiendoestemundo.

Rhiannon dijo...

Eso es lo que yo llamo "síndrome de los padres trabajadores". Yo no tengo ni gato, que tengo alergia, pero soy profesora y trato con adolescentes. Así que me suena. Si ya piensan que todo en la vida va a ser tan fácil como la secundaria, yo creo que no deberíamos hacerles pensar que una pastilla lo cura todo. ¡Bastante lo creen algunos ya!
Un abrazo.

Maria Escalas Bernat dijo...

Con mis hijos lo arreglo todo con tiritas.le duele la cabeza? tirita en la cabeza. Le duele la panza? tirita en la barriga... y así vamos tirando.
Y por cierto, estoy con susi: antes tenía muchas teorías, ahora que tengo hijos (además de gato) veo que no es tan fácil. Pero no lo cambio por nada del mundo!

Allek dijo...

pasaba a saludarte...
bonito espacio..
un abrazo!!

Alberto dijo...

Yo tengo dos hijas. Cada uno educa a sus hijos como puede, con lo que sabe, con lo que le enseñaron, y con lo que va aprendiendo. Deberíamos tener la oportunidad de una segunda vida para aplicar todo lo que aprendemos en esta, (si ya no la tenemos).
Saludos

Perla del Turia dijo...

Me parece superdiabólico, si eso de que sea "Placebo" escrito al revés es como lo de no sé que disco del Puma, que tenía letras demoníacas si lo ponías del otro lado... A mí de todas formas lo que más me fascina es lo fácil que se hace la gente rica... La señora fue ocurrente, eso hay que reconocérselo...

Señorita Puri dijo...

*luis: gracias, te dejo usarla, venga va jajaja
*diego: tardan nada o menos que nada, sí
*saroide: jajaja perfecta explicación
*rhiannon: y sobre todo los adolescentes con las pastillas que se creen inmunes a todo!
*maría escalas: lo de las tiritas me parece una solución bien ingeniosa!
*allek: hola! y un besote a ti también!
*alberto: ay si todo fuera tan fácil como dar marcha atrás... y no me refiero a la famosa marcha atrás para no tener hijos, aunque, bueno también jajaja
*perla del turia: jajajajaja corro a youtube a oir lo del puma! besitos

Amy dijo...

totalmente de acuerdo con puri. estamos acostumbrando al nino a que todo se soluciona con pastillas!!..ya no saben que hacer para ganar dinero!!