15.1.09

tijera abrecartas :: scissor letter opener


Este elegante objeto me ha dejado perpleja, primero, y con una sonrisa después. Parece sacado de un cuadro de Magritte, o una foto inacabada de Chema Madoz, e incluso parte de la famosa colección de objetos imposibles de Jacques Carelman; o, si me apuras, como unas tijeras a las que le falta la mitad.
...
This elegant object has left me in awe, at first, and then with a grin on my face. It's like part of a Magritte painting, or an in-process photo by Chema Madoz; or even one of Jacques Carelman's impossible objects artifacts.

13 comentarios :: comments :

maba dijo...

me encanta!! y, de regalo, me llevo los objetos imposibles que no conocía!

PD: el café está a 700 km de Madrid...en el pueblo de mi Galicia verde y meiga donde habito.. (de hecho, lo del precio..va, te lo cuento: 90 céntimos.. )

muchos besos

Señor Werty dijo...

Eso si que es utilidad, yo le estoy dando vueltas a una pinza de la ropa que se me ha roto pero no acabo de sacar nada jeje

sau2

VERA dijo...

justo, elegante y sencillo al mismo tiempo....
aperta

Pili-Mili dijo...

Si matas a alguien con eso sólo es medio homicidio?

Mónica Muñoz dijo...

muy bueno, nunca dejas de asombrarme
:-)

SIRA GOIRIENA dijo...

la verdad es que es una idea genial!
maaass elegante...

Feer dijo...

Genial!!! Yo mismo he utilizado muchas veces unas tijeras como abrecartas a falta de un abrecartas en cuestión, y por eso me encantan diseños como este, que sacan los objetos de contexto para darles un nuevo uso.

saroide dijo...

A partir de ahora, cuando se me rompa algo, diré: "No soy torpe, soy una designer incomprendida" jajaj. En serio: qué simple, qué bueno.

RAÚL dijo...

pero apurándote mucho-mucho, no? :P
me gusta este 50% de objeto 100% eficaz en su función.

Patricil dijo...

A mí también me ha recordado a Madoz!

Jon Basto dijo...

Este objeto, me parece de un gusto sofisticado, harto satánico.
No creo que haya nada mejor, en el mundo, para hacer daño a alguien.

echar un remiendu dijo...

Pues sí pues sí... elegancia no le falta...

Marisa Castillo dijo...

Me encantan estas tijeras-abrecartas;seguro que en algún cuadro de Dalí hubieran quedado fantásticas