5.9.08

solid poetry


Frederik Molenscho y Susanne Happle son los creadores de estas baldosas aparentemente minimalistas y sencillas, pero que, al contacto con el agua, se llenan de flores y se transforman en preciosos hidráulicos. Todas las ciudades deberían tenerlo, así los días de lluvia serían mucho más alegres.
...
Frederik Molenscho and Susanne Happle are the creators of these tiles which, when in contact with water, get filled with a precious flower pattern. All cities should have them that way rainy days would be much happier.
.
(via sencha)

7 comentarios :: comments :

Ruth dijo...

¡Oh! A mí me gustaría tenerlas en el baño, pegaditas a la ducha.

Sakura dijo...

OH! Qué cosa más linda!

Roman dijo...

pues con lo que esta lloviendo en Coruna estos dias tendriamos uno preciosa selva jejeje

lady desidia dijo...

¿te imaginas? Qué chulada sería salir a pasear los días de lluvia... o jugar a tirar lapos, a ver a quién le crece la flor más grande!
... qué asquerosita que estoy..

Señor Werty dijo...

El de antes fui yo que me salió mi otra identidad jejeje

lady desidia: cochina jajajaja

Sau2

RAÚL dijo...

flores que crecen al regar el cemento. AMAZING!

Mon dijo...

Donde quedan las flores de verdad...?

Nos pasamos la vida creando parches, para corregir cosas que no deberian ser. Como flores de plastico tan reales que parecen de verdad, cuando podriamos poner flores de verdad... ay, dios, el ser humano, cada vez peor.